Personalísima,

mano y obra del rehacer

El arte no es privativo de unos pocos